A cada fin, le sigue un nuevo inicio

Posted by on Nov 5, 2013 in Formación universitaria | 0 comments

Leo en la prensa que ayer falleció un emblema de la psicología española,  Jose Luis Pinillos.  Su libro, “Principios de Psicología”, ha sido para mi una enciclopedia a la que acudir, para recordar y ordenar conceptos. Recuerdo que lo utilicé como manual de base durante mi etapa como profesora de Introducción a la Psicología en la Facultad de Filosofía de la Complutense. Ël había sido catedrático de este departamento en el que yo me encontraba, y este hecho me hacía sentir privilegiada. Seguidora de una estela sagrada. Esas fantasías que a uno le dan rumbo. ..

La psicología ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Tanto que le cuesta trabajo encontrar lugar entre tantos advenedizos. Iluminados de todo signo que tratan de ocupar el espacio arrebatado a esta disciplina,  que se deja hacer, del mismo modo que los humanos se dejan hacer con los fármacos para arreglar sus dolores espirituales…

Cierto es que el alma nunca ha sido un territorio exclusivo de la psicología, ni siquiera la mente. Maestros religiosos y espirituales, magos y chamanes, han compartido durante siglos este espacio. Muchos de ellos con el respeto que se merece. Pero ahora parece que se vulgariza este lugar y cualquiera puede acceder a él con el título de moda. Como decía un amigo psiquiatra, “hay que saber con quién se juega uno las cartas”

Carmen Sebastián

Imagen0128